"La Danza de Belinchón" de Cuenca en el cupón de la ONCE

  • Boletín: Nº 6. MAYO 2018

    Temática: ONCE de cerca Presentación del cupón dedicado a La Danza de Belinchón

    La Danza de Belinchón protagoniza el cupón de la ONCE del próximo 8 de mayo. De esta manera, cinco millones y medio de cupones difundirán por toda España esta danza, declarada Bien de Interés Cultural.

    El cupón fue presentado por Javier Martínez Eslava, director de la Agencia de la ONCE en Cuenca, y Alberto Perales López, consejero territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, acompañados por Benjamín Prieto Valencia, presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, y Jesús López Castejón, alcalde de Belinchón.

    La Danza de Belinchón está formada por ocho danzantes, que están acompañados por dos personajes: el ‘Porra’, cuyo nombre viene de la porra que lleva, y que está confeccionada con telas de color verde y rojo, y con la que va marcando el ritmo que han de seguir los danzantes. Viste traje con pantalón y chaqueta arlequinados, combinando los colores verde y rojo, y lleva corbata y una gorrilla con visera.

    Por su parte, el ‘Castañuelón’ representa al alcalde de la danza, y lleva un bastón de mando o vara, y unas grandes castañuelas, de las que recibe el nombre, su vestimenta es igual a la del otro personaje salvo que lleva chaqueta con levita, una banda cruzada al pecho y un gorro de tipo militar. Su función es mantener el orden y pedir permiso a las autoridades para comenzar la danza.

    Los ocho danzantes visten enaguas blancas almidonadas, pololos, medias caladas, blusa blanca con corbata, mandil rematado en una especie de cota y zapatillas blancas. Además llevan grandes lazos y cintas de colores y, a la cintura, un gran lazo que cae por la parte trasera. Sobre la espalda un vistoso rosetón compuesto por cintas y rematado en el centro con una gran medalla.

    Además, llevan escarapelas en los hombros y cintas de colores anudadas en los puños, codos y rodillas. Dos cintas anchas de tela cruzan el pecho en uno y otro lado del cuerpo. Lo que caracteriza a esta vestimenta es el gorro, compuesto por un cilindro forrado de tela blanca y muy decorado con cordones de colores y gran cantidad de medallas, cruces y broches. Remata el gorro un penacho de flores de papel de múltiples: el ritmo de la danza lo marcan con castañuelas.